text k videu

1

2

3

 

REGENERACIÓN EN ESFERA

EL PRINCIPIO SE BASA EN EL AJUSTAMIENTO DE NUESTRA RED ENERGÉTICA.

Usando como base doce productos bioinformativos o, en otras palabras, doce llaves lograremos ajustar idealmente los doce meridianos corporales (pistas energéticas). También tienen efecto sobre los 8 meridianos especiales, los cuales – junto a los doce básicos – forman los fundamentos de nuestra red energética.

Si examinamos el esquema de Regeneración en Esfera nos recordará el cuerpo humano y cada uno de lo productos es la llave que abre una de las regiones. Sus partes están interconectadas por vías energéticas que se llaman meridianos.

CUANDO LA ENERGÍA EN UN MERIDIANO ESTÁ EN DESARMONÍA, SU TRAYECTORIA EMPIEZA A DEGENERAR – EN PARTICULAR EN CRUCES DE MERIDIANOS Y EN SITIOS DONDE SALEN A LA SUPERFICIE. EN SITIOS CON DEFICIENCIA DE ENERGÍA SE PRODUCEN FOCOS DE INFLAMACIÓN Y ÁREAS DONDE SE ACUMULAN LOS TÓXICOS PRODUCTOS RESIDUALES NO SOLO DE NUESTRO METABOLISMO SINO TAMBIÉN DEL METABOLISMO DE BACTERIAS, VIRUS Y MICOSIS.

Los productos contienen una selección de plantas y esas están configuradas en un sistema piramidal. Las plantas funcionan sinérgicamente y en su conjunto el producto tiene un efecto altamente regenerativo.

LA ESFERA TIENE 12 POSICIONES BÁSICAS, 12 PRODUCTOS Y 12 COLORES

La distribución de los productos está demostrada en la imagen enfrente de usted. Cada producto tiene su nombre, número y color en función del grado al que pertenece dentro de la Esfera.

Separando la parte superior de la Esfera usted obtiene el pequeño campo regenerativo según los cinco elementos.

Si dividimos el esquema en dos mitades, podemos con un poco de fantasía imaginarlo como dos personas paradas con los pies juntos una a la otra. O como dos triángulos unidos, o dos pirámides. El esquema representa la irradiación del ser humano en forma de dos pirámides conectadas en sus bases una a la otra. La mitad superior es parecida a la inferior. Eso significa – lo que está arriba, también está abajo y viceversa.

Cada círculo corresponde a órganos específicos y representa la llave para esa región específica. Los frascos irradian varias frecuencias, las cuales corresponden a las áreas correspondientes del cuerpo. Usando el producto en intervalos regulares usted logrará sincronizarse con las equivalentes informaciones del producto y esas mutuamente se cancelarán. En el caso de que usted tenga en su cuerpo algunos depósitos de residuos, estas substancias tóxicas se empezarán a expulsar del cuerpo gracias a la bioresonancia producida.

 

En el curso de la regeneración le recomendamos beber mucha agua pura para que las toxinas se puedan diluir más fácilmente y eliminar del cuerpo. No se le olvide que sin suficiente agua limpia no hay como lavarse.

De esta manera se puede paso a paso limpiar profundamente todo el cuerpo empleando las doce llaves de la Esfera.

Emplee también las varias combinaciones para limpiar su cuerpo físico y mental.

Gracias a las informaciones de cada llave particular, el cuerpo solo emprenderá el proceso de autoregeneración. ¡Empiece a tiempo! ¡Antes de que se pueda un problema en su cuerpo detectar por medio de instrumentos modernos, usted lo puede eliminar por si mismo con medidas preventivas! La alta creatividad de su aplicación es la ventaja enorme de la Esfera.

SU COMPOSICIÓN EQUILIBRADA TIENE POTENCIA

Los productos son una composición equilibrada de plantas de todo el mundo. Son lo mejor que la naturaleza nos ha obsequiado. En función de la frecuencia de irradiación específica de cada planta y también a base de su composición química hemos desarrollado composiciones inteligentes, las cuales disponen de gran potencia para armonizar las respectivas esferas del cuerpo con la máxima perfección de la propia naturaleza.

VEÁMOSLO DESDE OTRO PUNTO DE VISTA

Cuando usted cocina y quiere que la comida resulte sabrosa, siempre utiliza solamente cantidades apropiadas de cada materia prima y de ellas preparará una comida excelente. Al desarrollar las composiciones inteligentes hay que proceder de la misma manera.

Primero hay que estudiar y conocer las plantas desde todos los ángulos posibles, tanto las sustancias que contienen, como sus energías. Las composiciones de plantas se desarrollan gradualmente, con mucha responsabilidad y a base de muchos experimentos variados. Las plantas no deben de ser más viejas de dos años y han de ser de máxima calidad. Solamente partiendo de materias primas de alta calidad se puede llegar a un producto superior y verdaderamente eficiente.